Viento Zonda: perturba la Salud



El viento Zonda debería ser tema de conversación 200 días al año, en promedio, entre los mendocinos, tal como ocurre cuando sopla con fuerza. Es que ésa es la cantidad de jornadas en las que se presenta este fenómeno meteorológico, aunque son pocos los que lo perciben, pues por lo general aparece en altura. El "viento de las brujas", como se lo conoce mundialmente, aparece en Mendoza de abril a noviembre y –aunque parezca mentira– afecta más a las personas el día anterior a su llegada al llano. Es allí cuando sopla en altura y es ése el momento, según explicó el meteorólogo Luis Nilo González,en que el cuerpo más lo siente. Los efectos típicos son decaimiento, dolor de cabeza, falta de coordinación, y agravamiento de patologías respiratorias y alérgicas, entre otros.

Esto ocurre porque el fenómeno altera la carga eléctrica del aire, el cual se carga excesivamente de iones positivos, lo cual produce alteraciones en la salud y cambios en el estado de ánimo de las personas. Este fenómeno se genera cuando el viento corre en altura y de allí que en ese momento se produzca su mayor influencia sobre la salud de las personas.

El meteorólogo Pedro Maza también arrojó un poco de luz sobre las características de este viento seco y caliente, que cuando es de alta intensidad deja una estela de daños y mucho polvo en el aire. "Se produce, en promedio, 200 días al año y está presente no sólo en Mendoza y San Juan, sino también en todos lados del mundo donde hay cordones montañosos importantes", aclaró el especialista.

Es decir, el Zonda no es nuestro y, de hecho, como fenómeno climático ha sido largamente estudiado en Europa y Estados Unidos, no así en las latitudes cuyanas. Foehn, en los Alpes europeos; Chinook, en las Rocallosas de Estados Unidos y Canadá Berg-wind, en Sudáfrica, y Norwesterly, en Nueva Zelanda, son los nombres regionales que recibe en otras latitudes nuestro Zonda, que en el país se presenta en la región cordillerana que va desde Jujuy hasta Neuquén, aunque afecta con mayor intensidad Mendoza y San Juan.

¿Por qué se genera?

En esta parte del mundo, el fenómeno meteorológico –cuya incidencia se registra durante ocho meses– se genera en las costas del Pacífico, en Chile, y está asociado a un frente frío, por lo que su permanencia y su intensidad dependen directamente de la magnitud que aquel tenga, tal como explicaron a UNO los meteorólogos Pedro Maza y Luis Nilo González.

"La formación, que genera precipitaciones del lado chileno al encontrarse con la cordillera, comienza a descender y el aire se calienta por efecto de la compresión que se produce cuando desciende la presión", detalló Nilo González. Y agregó: "El calentamiento se genera del lado argentino a razón de un grado cada cien metros", lo que explica por qué el calor más intenso se siente sobre el llano; en muchos casos, con temperaturas de verano en pleno invierno.

Resultado seco

Como resultado de eso, llega a Mendoza y San Juan –aquí es más intenso por la altura del cordón montañoso, ya que el fenómeno se da desde Jujuy hasta Neuquén– un viento caracterizado por su extrema sequedad y su elevada temperatura.

Perturba la salud del 75% de las personas

Sin dudas, hay gente que verdaderamente sufre mucho el paso del viento cálido y seco. Según contó el meteorólogo Luis Nilo González, el Zonda afecta al 50% de las personas de forma moderada o ligera y al 25% lo perturba con intensidad, en tanto que al 25% restante "no le hace nada".

Pero, además de perturbar la salud y dejar una estela de daños a su paso, genera consecuencias en la agricultura. Aparte de la destrucción de algunos cultivos por efecto de las ráfagas que pueden superar los 90 km/h, este viento también puede producir la muerte de las plantas al absorver la humedad de sus hojas. Además, adelanta la floración y la maduración de los frutos, exponiéndolos así al peligro de las heladas.