Día Mundial del Corazón



La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), conmemoran cada 23 de septiembre el Día Mundial del Corazón, buscando que la gente priorice más el tener estilos de vida saludables que permitan enfrentar de lleno las muertes prematuras por enfermedad cardiovascular, unas 23 millones cada año. Bajo esa idea, centenares de entidades que responden a los lineamientos de la Federación Mundial del Corazón (World Heart Federation), apuntan en este 2015 a priorizar los entornos "cardiosaludables". La prevención es fundamental para esta enfermedad, primera causa de muerte en todo el mundo, en tanto los especialistas consideran que buena parte de los factores de riesgo que la provocan son prevenibles y modificables en nuestra vida diaria.

corazon

Algunas claves "cardiosaludables" que todos deberíamos mejorar

Lo primero de todo según los especialistas es atender nuestro sobrepeso y el ejercicio físico, el tabaquismo, la presión alta, el alcohol y la dieta poco saludable. El sedentarismo y la obesidad, además de estar vinculados están en el tope del nivel de riesgos y se considera que el 5% de las enfermedades cardiovasculares obedece exclusivamente a la inactividad física. Los técnicos apuntan como metas a proponernos en lo inmediato; caminar más, o ir a trabajar en bicicleta, incluso bajar del bus antes de la parada de destino para hacer algunas cuadras a pie. Cuidar la alimentación y el exceso de ingestas de alimentos no saludables particularmente. Disminuir el estrés. Practicar durante el día recreos de algunos minutos (5 como mínimo) para estirarse, hacer algún ejercicio suave, o caminar al aire libre.

La OMS/OPS recuerdan especialmente en la jornada la necesidad de inculcar en los niños rutinas saludables que les permitan cuidar su corazón: limitar el tiempo ante las computadoras, celulares inteligentes y la televisión, es imprescindible.